17 jun. 2011

C. Claudel - A. Rodin

.

   Camille Claudel, 1864 - 1943                    Auguste Rodin, 1840 - 1917



Camille Claudel, 1988, Isabelle Adjani y Gérard Depardieu
Dirigida por Bruno Nuytten



Como se sabe, tanto el arte de Camille Claudel como el de Auguste Rodin, sólo tienen parangón en lo más encumbrado de la historia, el arte de ambos ocupa un lugar en esa cúspide casi inalcanzable para el resto de los mortales, pero fueron también amantes, y al revés que en el arte, la turbulenta relación que los unió, podría encontrar parangón en una infinidad de almas que a pesar de la pasión, quedan atrapadas en las miserias más mundanas sin poder evitar el desencuentro y el dolor.

Es muy interesante por ejemplo ver esos rasgos de Rodin que le permiten pasar de la pasión creativa más salvaje al porte casi empresarial, laberintos en los que seguramente tuvo que debatirse para ser quien fue, contradicciones de un coloso al que lo arrincona la humanidad hasta llegar a titubear con la arcilla entre las manos. Por su parte Camille, que lucha por imponer su propia voz, condenada de antemano por un perverso mandato materno y por ende presa de un destino ineluctable, se pierde en los laberintos de Rodin mientras se la devoran los propios.

El arte no es la vida, aunque se nutra de su intensidad, sólo forma parte de ella.
F. O'C.



    C. Claudel, Busto de A. Rodin                 A. Rodin, Cabeza de C. Claudel
  


.